Las Claves más Precisas para Apoyar a un Hipocondriaco en Tiempos de Pandemia

La afección de hipocondría es cada vez más común entre las personas. Tenemos tanto acceso a las informaciones, principalmente a las de la salud, que ha aumentado este trastorno considerablemente alrededor del mundo.

Si vives con una persona hipocondriaca, te dejamos los mejores secretos y consejos para que puedas apoyarla y que ambos puedan convivir amenamente. La empatía, la paciencia y la comprensión son la clave.

Esta es una afección que se caracteriza por contemplar en la persona una sensibilidad particular del sistema nervioso que ocasiona tristeza de forma habitual y preocupación frecuente y angustiosa por los temas de salud que con la persona respecta.

Este trastorno abarca un miedo y preocupación excesiva por un conjunto de síntomas físicos que hacen saltar a quienes lo padecen, haciéndoles pensar que están sufriendo de alguna enfermedad de gravedad. En estos momentos tan difíciles con el Covid-19, la cifra de hipocondriacos se ha disparado en todo el mundo. Así que si tienes en casa una persona con esta patología, te indicaremos una serie de pautas para que hagas más llevaderos los momentos que comparten.

Empatía y paciencia

Esta es una de las claves principales para lograr ayudar a personas hipocondriacas, pues estas padecen de este tipo de trastorno y los síntomas los elevan a otro nivel. Por la pandemia se preocuparán más, tendrás altos niveles de estrés y manejarán puros pensamientos negativos y fatalistas.

Esto se traduce en que tendrán, además, un nivel de estrés y ansiedad superior, con un efecto directo en su sensibilidad frente a los síntomas más leves. Así que para convivir con un hipondriaco en estos tiempos, hay que entenderlos, tenerles paciencia y empatizarse con lo que siente. Trata de distraerlo con mucho cariño y muéstrale que no todo es tan malo como parece.

La distracción como una efectiva terapia

Como una de las características principales es tener una preocupación constante y obsesiva por cualquier sintomatología, debes tratar de distraerlo con numerosas actividades, desde mantener conversaciones del mismo tema pero con otra perspectiva, hasta incitarle a realizar diversas tareas en el hogar para que tengan la mente ocupada en otra cosa.

Acude a expertos y fuentes oficiales

Un entorno de paciencia y de comprensión no siempre podrá ser suficiente para una persona que padece esta afección. Por más que sus seres queridos busquen protegerlo, la preocupación y el miedo que tienen de padecer esta u otra enfermedad, la posibilidad está allí, pero si habla con un experto, se tranquilizará un poco para que le recete alternativas naturales, por ejemplo, para prevenirlo o combatirlo, y así estarán más seguro.

La saturación de información cuyas fuentes no siempre son fiables ponen peor a estos pacientes, así que lo mejor es recurrir a especialistas y datos provenientes de cuentas serias y verificadas. Hoy se habla de los “hipocondríacos digitales” quienes creen en cualquier cosa que leen. Así que en estos casos es imprescindible alejar a esta persona de estos contenidos que solo lo pondrán peor.

A pesar de todo esto, cada quien tiene sus propios mecanismos para controlar por sí mismo la ansiedad que tiene, para algunos podría ser el hecho de estar informado y para otros, todo lo contrario. Lo más terapéutico es colocar la mente en otros temas que le interesen para huir un poco de las redes sociales y las informaciones dañinas y tóxicas.

Ayudar a un hipocondríaco puede ser más fácil de lo que se cree. Solo se debe poner en sus zapatos y ayudarlo a superar las crisis con esos sencillos consejos. No todo es tan malo como parece y en esta situación tan complicada, hay que buscar terapias alternativas para alejar y ocupar la mente de la realidad que hay fuera de casa.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *